Urb. Caraquiz 19188, Uceda 672 399 716

Logopedia

Uno de los grandes problemas de nuestra sociedad actual es la dificultad de comunicación existente entre padres e hijos. A veces parece que ambos pertenecen a mundos totalmente diferentes, a veces parece que un entendimiento es algo imposible de conseguir y muchas veces la paciencia es una de las virtudes que primero se pierde en este tipo de situaciones, dándolo todo por perdido.

Para poder solucionar este tipo de problemas, en los cuales, pese a poner todo de nuestra parte puede resultar prácticamente imposible llegar a alcanzar una situación de entendimiento, lo mejor es acudir a un profesional. La logopedia, también conocida como fonoaudiología, es una disciplina que evalúa y trata los trastornos de la comunicación humana que en ocasiones se manifiestan en alteraciones de la voz, del lenguaje hablado o escrito, la audición, etc.

Un logopeda profesional detectará e identificará los problemas existentes facilitando el tratamiento más adecuado en cada caso. Realizar un seguimiento adecuado de cada caso es también una labor que forma parte de las funciones de un logopeda.

Desde este punto de vista, en el ámbito de la comunicación entre padres e hijos, los logopedas establecen unas pautas generales que, si bien no son la solución para que el problema desaparezca, sí pueden resultar de ayuda para solventar ciertas situaciones. Así, resulta muy adecuado dejar que los hijos puedan expresarse sin prisas, que tomen el tiempo que necesiten cuando efectúen una pregunta o planteen algún argumento. Corresponder a estos comentarios iniciativa de los hijos mediante preguntas, demostrarles que lo que argumentan tiene interés, es una medida muy recomendada para hacer mucho más sencilla la comunicación entre estas dos generaciones, a veces tan alejadas en aspectos de comunicación.

Es importante que la persona que se expresa no sea interrumpida, ni que los argumentos que esté exponiendo sean interpretados antes de terminar de ser expuestos. La comunicación se hace mucho más sencilla cuando el emisor del mensaje siente que se le presta atención, sintiéndose especial y reconocido.

En la comunicación entre padres e hijos, es aconsejable que los padres se comuniquen en un tono no muy elevado, enfatizando aquellos aspectos que consideren de mayor importancia, siempre empleando un lenguaje sencillo y claro para poder llegar mejor a sus hijos.

Los logopedas facilitan las herramientas, técnicas y materiales necesarios para hacer que cualquier problema relacionado con la comunicación pueda ser solventado, haciendo posible que un aspecto tan interesante como expresar pensamientos e ideas sea un hecho sencillo y cómodo, incluso entre padres e hijos